¿Que me gustaria lograr como padre?

¿Que me gustaria lograr como padre?

Crianza positiva

En Estados Unidos viven personas con una gran variedad de actitudes, opiniones y valores. Los estadounidenses tienen ideas y prioridades diferentes, que pueden afectar a la forma en que decidimos criar a nuestros hijos. Sin embargo, por encima de estas diferencias, la investigación ha demostrado que ser padres eficaces implica las siguientes cualidades:

No hay padres perfectos. Sin embargo, una mala decisión o un día (o una semana o un mes) “apagado” no es probable que tenga un impacto duradero en su hijo. Lo más importante para ser un padre eficaz es lo que se hace a lo largo del tiempo.

Отзиви

No le cortes las alas a tu hijo. La misión de tu hijo en la vida es ganar independencia. Así que cuando sea capaz de guardar sus juguetes, recoger su plato de la mesa y vestirse por sí mismo, déjalo. Dar responsabilidades a un niño es bueno para su autoestima (¡y para tu cordura!).

No intentes arreglarlo todo. Da a los niños pequeños la oportunidad de encontrar sus propias soluciones. Cuando reconoces con cariño las pequeñas frustraciones de un niño sin acudir inmediatamente a salvarlo, le enseñas a confiar en sí mismo y a resistir.

Elige tus batallas. Los niños no pueden absorber demasiadas reglas sin desconectarse por completo. Olvídate de discutir sobre pequeñas cosas como la elección de la moda y el lenguaje ocasional del orinal. Céntrate en las cosas que realmente importan, es decir, nada de golpes, groserías o mentiras.

Fomenta el tiempo con papá. El mayor recurso desaprovechado para mejorar la vida de nuestros hijos es el tiempo con papá, temprano y a menudo. Los niños con padres comprometidos rinden más en la escuela, resuelven mejor los problemas y, en general, afrontan mejor lo que la vida les depara.

  ¿Qué es la familia opinión?

Cómo ser un mejor padre para un adolescente

Fomentar la participación de la familia es algo más que una cortesía común. Es una de las mejores estrategias para crear un entorno de aprendizaje positivo para todos los alumnos. Descubra qué es el compromiso familiar, cómo fomentarlo y cómo crear una comunidad basada en las relaciones familia-docente en su centro educativo.

El compromiso familiar describe una situación en la que las familias y los profesores comparten la responsabilidad de ayudar a los alumnos a alcanzar sus objetivos académicos. Se produce cuando las familias se comprometen a hacer de la educación de sus hijos una prioridad, y los profesores se comprometen a escuchar y colaborar con las familias.

El compromiso de las familias en la escuela es diferente de la participación de las familias, aunque ambos apoyan el éxito de los estudiantes. La implicación incluye la participación de la familia en eventos o actividades escolares, mientras que los profesores proporcionan recursos de aprendizaje e información sobre las calificaciones de sus alumnos. Con la implicación, los profesores son los principales responsables de establecer los objetivos educativos. Se relacionan con las familias y los cuidadores como asesores académicos de sus hijos, más que como compañeros de aprendizaje.

Señales de malos padres

Los niños empiezan a desarrollar su sentido del yo desde que son bebés, cuando se ven a sí mismos a través de los ojos de sus padres. Su tono de voz, su lenguaje corporal y todas sus expresiones son absorbidas por sus hijos. Tus palabras y acciones como padre afectan a su autoestima en desarrollo más que cualquier otra cosa.

  ¿Por qué no salir con un hombre con hijos?

Elogiar los logros, por pequeños que sean, les hará sentirse orgullosos; dejar que los niños hagan cosas de forma independiente les hará sentirse capaces y fuertes. Por el contrario, los comentarios despectivos o la comparación desfavorable de un niño con otro harán que se sienta inútil.

¿Te has parado a pensar cuántas veces reaccionas negativamente ante tus hijos en un día determinado? Es posible que te encuentres criticando mucho más a menudo que haciendo cumplidos. ¿Cómo te sentirías con un jefe que te tratara con tanta orientación negativa, aunque fuera bien intencionada?

El enfoque más eficaz es pillar a los niños haciendo algo bien: “Has hecho la cama sin que te lo pidan, ¡eso es estupendo!” o “Te he visto jugar con tu hermana y has sido muy paciente”. Estas afirmaciones fomentarán más el buen comportamiento a largo plazo que las reprimendas repetidas.