Tipo de liderazgo de nelson mandela

Tipo de liderazgo de nelson mandela

Comentarios

En las últimas semanas, los medios de comunicación de todo el mundo han ofrecido a diario titulares sobre el mal estado de salud de Nelson Mandela. Sin duda, Mandela es un líder muy apreciado y querido no sólo por su propio pueblo, sino por personas de todo el mundo que han sido testigos de su tenacidad y compromiso con la causa por la que luchó. Nelson Mandela es un ejemplo de líder transformacional que motiva a sus seguidores a alcanzar logros excepcionales mediante el carisma, la inspiración, la atención individualizada y la estimulación intelectual.

Los líderes transformacionales intentan inspirar a los demás atendiendo a las necesidades de autorrealización de los individuos para apoyar el bien mayor en lugar de sus propios intereses (Kuhnert, 1994) y reconocen que “es más probable que los efectos carismáticos se produzcan en contextos en los que los seguidores se sienten angustiados” (Northouse, 2013, p189). Nelson Mandela comprendía a su pueblo y sus deseos de libertad y democracia. Los seguidores de Nelson Mandela creían que sus ideales y su visión representaban el medio para acabar con los años de intolerancia en su país. Tenían el fuerte deseo de satisfacer sus necesidades de autorrealización de ser libres de años de segregación y discriminación. En consecuencia, se sentían capacitados para adoptar las medidas necesarias para alcanzar sus objetivos comunes, y estaban dispuestos a acatar las orientaciones de su líder. Además de las características de Mandela y sus seguidores, las características situacionales también facilitaron el éxito de Mandela como líder transformacional. Durante los veintisiete años que Mandela pasó en prisión, reunió un inmenso apoyo internacional en todo el mundo. Junto con el apoyo nacional, este sistema de respaldo internacional culminó con su eventual liberación y toma de posesión como primer presidente negro de Sudáfrica el 10 de mayo de 1994.

Estilo de liderazgo de nelson mandela pdf

Con motivo del centenario del nacimiento de Nelson Mandela, encargamos a Mandla Langa que reflexionara sobre el legado de Madiba cinco años después de su fallecimiento. Langa es un reconocido autor de ficción y no ficción, y en 2017 se asoció con la Fundación en el libro Dare Not Linger: The Presidential Years, un relato de la presidencia de Madiba entre 1994 y 1999. El ensayo suyo publicado aquí interpreta la vida de Madiba en relación con los contextos local y global.

Casi todo el mundo tiene una anécdota sobre Mandela, a veces no tanto sobre lo que hizo como sobre lo que les hizo sentir. Se desprecia de su fama, bromeando, por ejemplo, sobre el encuentro con una pareja en Nassau en 1991, cuando era invitado de Chris Blackwell. Un ciclista, sobrecogido, estuvo a punto de caerse de la bicicleta al ver a Mandela. Llamando a su mujer, le dijo: “Cariño, éste es el Sr. Mandela”. Poco impresionada, la esposa contestó: “Sí, lo he oído… ¿pero por qué es famoso?”.

La pregunta más pertinente, que sigue sin formularse a lo largo de la evaluación de la vida de Nelson Mandela, es: ¿qué es lo que le hizo ganarse la simpatía de la gente de todo el mundo, a veces hasta casi la histeria? Los sudafricanos dicen que les hizo sentirse vivos; otros, incluso admiradores de lugares lejanos, se deleitaron con su sol reflejado y empezaron a conectar con la política de su tierra porque, según ellos, de repente había todas esas posibilidades. Fue a través del mundo de los artistas -los poetas mencionados anteriormente- que él, Mandela, cobró aún más vida en el imaginario público.

Varela e.a.d.r. 2013 análisis crítico del estilo de liderazgo de nelson mandela

Esta semana, Nelson Mandela, conocido cariñosamente por su clan o nombre familiar, Madiba, habría cumplido 100 años. El legado de este emblemático líder sigue vivo en los corazones de una nación y una comunidad mundial que encuentran inspiración y esperanza en la forma en que vivió su vida y dirigió su país. Para celebrar su centenario, reflexionamos sobre algunas de las cosas que nos enseñó sobre el liderazgo y el cambio.

Cuando encuentras una causa por la que vale la pena luchar, te apasionas y la pasión alimenta el fuego de la perseverancia. En contra de las políticas del gobierno de la minoría blanca de su país, Madiba lideró una acción no violenta contra el apartheid en Sudáfrica. Fue una decisión que le llevó a la cárcel durante 27 años. Salió de la cárcel y se convirtió en el primer presidente negro de la historia de Sudáfrica. Fue la primera vez que Mandela pudo votar en su propio país.

Como ocurre con la mayoría de los innovadores, el camino de Mandela hacia el cambio estuvo plagado de enormes desafíos, pero nunca abandonó la lucha. Su pasión por la causa era mayor que la amargura y la vergüenza de sus fracasos. Decía: “La lucha es mi vida. Seguiré luchando por la libertad hasta el final de mis días”. Si Madiba nos enseñó algo, fue a construir nuestras vidas y nuestro trabajo en torno a una causa noble. Cuando te comprometes con algo en lo que crees profundamente, tu energía aumenta y te conviertes en un imán para las personas que comparten las mismas convicciones. Adapta tus estrategias y tácticas, pero permanece fiel a la causa.

Citas de liderazgo de Nelson Mandela

Mandela tenía la capacidad de conmover a una multitud, los individuos le escuchaban. Durante el juicio de Rivonia de 1964, Mandela pronunció un discurso de tres horas ante el tribunal en el que expresó su determinación de eliminar todo rastro del apartheid. El carisma es un gran rasgo para los líderes y crea una fuerza de trabajo motivada y comprometida.

Mandela era conocido como un hombre honesto y respetado que consiguió que Sudáfrica celebrara elecciones justas y libres. La integridad es un rasgo muy importante en los líderes para aumentar la motivación y el compromiso organizativo.

Muchos líderes son capaces de prever el futuro de una manera que muchos individuos no pueden. Este es un rasgo útil de un gran líder, ya que puede soportar los malos tiempos y prever un futuro mejor. Mandela fue capaz de ver el panorama general durante sus 27 años de prisión.

Ser decidido es un aspecto extremadamente útil para ser un líder. Poseer resiliencia y flexibilidad ante el cambio puede hacer crecer a los líderes, lo que puede aumentar la rentabilidad de la organización. Mandela fue capaz de mantenerse firme en sus creencias y nunca renunció a sus ideales.